Algunos ateos con adicciones al alcohol u otras drogas y que han logrado detener el consumo a través de compartir con otros adictos sus experiencias y fortalezas en los grupos de Alcohólicos Anónimos o de Narcóticos Anónimos (en lo que se denomina psicoterapia grupal), se encuentran en una encrucijada debido a la fuerte presión que se ejerce sobre los miembros de dichas fraternidades, para que crean en un dios y sus absurdos rituales. Pregonan que no existe mas requisito para ser miembro de dichas confraternidades, que el deseo de dejar de consumir y que no importa, entre otras cosas, el tipo de religión que se tenga, o incluso, el que no se tenga religión alguna; no obstante se pide el apego a una literatura con fuertes visos de fanatismo religioso redactada inicialmente hace alrededor de  medio siglo (Textos Básicos, 12 Pasos, 12 Tradiciones, etc.).

Los miembros en su mayoría, identificados como "cristianos", le dicen a los no creyentes, que "hagan como que creen" y que de esa forma poco a poco irán adquiriendo la fe. La encrucijada consiste en que por un lado, los adictos ateos requieren del apoyo de la psicoterapia grupal y desearían estar en los grupos, pero por otro lado, no pueden soportar que se les trate como conejillos de india a los que se pueda enajenar mentalmente con mitos y creencias religiosas absurdas o que incluso puedan llegar a ser objeto de fuertes criticas y ofensas, lo que los hace retirarse de estas confraternidades.

He oído y leído a librepensadores manifestando que el ateo no necesita de grupos de autoayuda para superar sus problemas adictivos, ya que el solo conocimiento de la verdad científica le provee de inmunidad ante esta enfermedad o desequilibrio. Seguro que muchos lo logran conforme a dicha aseveración, pero considero que habrán casos de casos y solo ubicándonos en los zapatos de los mas afectados, podríamos establecer que tan valedera resulta dicha afirmación. No obstante, según experiencias personales y comentarios expresados en los medios, considero que el problema subsiste y que sería bueno que quienes encuentren de algún valor esta discusión, puedan aportar sugerencias, lo que sería muy valioso para muchos, como valiosos somos todos los ateos, adictos o no a  cualquier sustancia.