Pues al parecer el voto de los diputados fue casi unánime, ahora en México los placebos que recetan los homeópatas son considerados medicamentos oficiales en nuestro país. 

Creo que es tiempo de combatir la pseudociencia que en México se ha ido inflintrado en las instituciones de educación, y ahora tratan de hacer que estos placebos puedan recetarse como medicinas. 

Esto es peligroso, ya se ha visto el daño que puede causar el negar la ciencia, como fue el caso de Sudáfrica:
http://www.guardian.co.uk/world/2008/nov/26/aids-south-africa

Creo que es hora de tomar acciones, en un país con tanta pobreza y donde tantas personas no tienen acceso a servicios de salud básicos. Lo último que necesitamos es que ahora quieran dar puras pastillas de azucar en los hospitales de este