La palabra hebrea que aquí se traduce por Dios es Elohim, forma plural que normalmente habría que traducir por «dioses». En las primeras tradiciones escritas la creación fue en realidad obra de una pluralidad de dioses. Los primeros pueblos, de los que más adelante vendrían los judíos, eran politeístas: el monoteísmo no siempre existió.

 

Según la biblia, la creación sucedió en el 4115 a. E. C. Luego el universo tiene solo 6128 años ¡Ja ja ja!

 

El Génesis se escribió entre el siglo X al V a. E. C., de la siguiente forma: 

1) Hubo tradiciones orales de muy atrás. En donde originalmente era el mismo politeísmo del resto del Medio Oriente.

2) Como toda tradición oral, sufre correcciones adaptándose a los tiempos y lugares, recibiendo influencias, fusionando, copiando y plagiando de otras tradiciones. Esas tradiciones orales primero fueron politeístas, después henoteístas. 

3) De estas variadas tradiciones, muchas y diferentes personas las pasarán por escrito, logrando diferentes versiones. 

4) Uno de los primeros recopiladores o unificadores de todas estas diferentes versiones escritas, las cuales corrigieron o editaron, fue el rey Josías -finales del siglo VII a. E. C.- y Esdras –siglo V a. E. C.-. Con el fin de hacer reformas a la conveniencia de los intereses y necesidades del momento: Concentrar la identidad y adoración del pueblo en un solo dios, para facilitarle el gobierno a la teocracia de turno, la cual estaba en decadencia. Dando los primeros pasos hacia el monoteísmo propiamente dicho en este territorio (porque el primer monoteísmo histórico fue el de Egipto con Akenatón 1353-1336 a. E. C.). 

5) Para el siglo V a. E. C. se obtiene la versión final, unificada y corregida -en último momento- del Génesis.

6) Pero esta versión no es la que originalmente tenemos, sino copias de las copias de las copias de ella. Ya que el manuscrito más antiguo hallado hasta hoy de la biblia es un fragmento de Samuel, que se data en torno al año 225 a. E. C.