Por ejemplo, Dawlin Ureña, el pastor evangélico famoso por sus “curiosas” declaraciones en Internet, afirmó: “en realidad la celebración llamada Halloween es el día más satánico en el calendario pagano. Ningún cristiano debe participar en la celebración de las actividades llevadas a cabo ese día. Durante la celebración de Halloween, los niños se visten de brujas, duendes, fantasmas, pequeños demonios, y adivinos. Todos estos son representantes del reino de las tinieblas”.