Este hecho ocurrió luego de que la asociación, que defiende justamente el estado laico (separación entre religión y estado), radicaran un derecho de petición contra la administración municipal.