Fincar las responsabilidades a las autoridades correspondientes tras el cierre temporal de la Línea 12 del Metro por falta de seguridad en las vías, exigió la Arquidiócesis Primada de México.

 

En su semanario Desde la Fe, señaló aMarcelo Ebrard de megalómano y delirante, que por su orgullo presentó a la línea nacida como un aborto, los procesos no concluidos y los conceptos no entregados, que pudieron haberse cobrado con las vidas de usuarios.