El Gobierno de Nuevo León mutiló una Área Natural Protegida para otorgarle factibilidad a la construcción de un desarrollo inmobiliario con un campo de golf en el municipio de García.

El organismo Parques y Vida Silvestre, que depende de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado, modificó la semana pasada el plan de manejo del Área Natural Protegida denominada Cerro de la Mota.

Estos cambios promovidos por el Estado sólo se realizaron con una intención: eliminar el principal impedimento legal que enfrentaba el desarrollo exclusivo Terralta Residencial y Country Club, que contempla la construcción de un exclusivo campo de golf en esta zona.