Como cabía esperar, el señor no tiene ni pajolera idea del concepto: