Una de las causas más comunes de la deficiencia de hierro y la anemia es el sangrado abundante durante menstruación. Con el tiempo la pérdida de hierro menstrual mensual y sin suplementación adecuada de hierro en la dieta puede reducir las reservas de hierro en el cuerpo.