Vida Plena se promociona como un "instituto médico de terapia celular suiza" (ya veremos en qué consiste esto en la entrega respectiva). En su presentación dicen que fue fundada en 1986, y tiene sedes en Bogotá, Barranquilla y Tunja. A parte de numerosos auto-elogios, y palabras bonitas y amables, poco ofrecen sobre lo que sostiene sus afirmaciones "médicas", o sobre sus tratamientos.
Pero pasemos a lo sustancioso: la consulta médica. Desde los primeros párrafos empezamos a ver para dónde va el cuento que nos quieren meter: toxinas, malos hábitos, toxicidad orgánica, medicina alternativa, medicamentos sin compuestos químicos... Obviamente, en esta mini-introducción no vemos un solo link a estudios científicos que avalen sus afirmaciones, ni explican el proceso por el cual esas toxinas se generan y nos enferman, ni como sus medicamentos "libres de químicos" lo solucionan, pero apenas vamos en la primera página, podrían decir algo más adelante...
Pero recién empezamos nos encontramos un viejo amigo