Y con él perdieron los autodesignados representantes de dios.