La resolución 0174, que permite registrar la unión de hecho GLBTI en la cédula, abre un futuro de familias diversas y matrimonios igualitarios. Un representante religioso se opone a ello.