David Osorio: ¿Tienes alguna anécdota relacionada directamente con tu ateísmo/escepticismo que nos puedas compartir?

Ana Vélez: Nunca conté en el colegio que yo era atea. A pesar de que la directora no lo sabía y las notas de mi comportamiento mostraban que este era bueno, ella no me quería, porque sentía que yo pecaba de soberbia.