Según la colectividad, el parque Castilla ha sido utilizado para misas masivas sin el permiso correspondiente, lo cual crea congestión vehicular, contaminación sonora, y cobros por sentarse en sillas plásticas en el espacio público ($1.000 por persona).

"El pasado 8 de octubre la Subdiredirectora Técnica de Parques del IDRD exigió al Alcalde local de Kennedy la restitución inmediata de este bien público. Pero, las misas masivas se repitieron este domingo 18 de octubre", indican.

En redes sociales se ha hecho eco de una manifestación que se realizó en el parque Castilla el día de la misa del padre Chucho, en la que, según el comunicado, fueron atacados los activistas.