Independiente del sentimiento que ocasiona este accidente en una mayoría que creció bajo un credo, lo que intenta lograr la asociación de Ateos es que los dineros de los impuestos no sean destinados a ninguna confesión religiosa porque en eso se basa el Estado Laico que declaró la Constitución de 1991.