Alexánder Ríos, líder y fundador de la asociación Ateos de Pereira, explicó que en la Gobernación y la Terminal de Transportes el problema es la presencia de altares católicos y capillas, que no deberían estar en escenarios públicos porque excluyen a otras religiones.

Y en la rama judicial, la petición de dinero a los empleados para armar pesebres o mandar a hacer misas, es otro irrespeto a la libre creencia.

Hay audio...