La Fundación Sociedad Atea de Chile celebrará el próximo viernes un asado "hereje" en el Parque Padre Hurtado para exigir la derogación de las clases de religión en los colegios públicos.

El Decreto Ley N° 924, que fue dictado el 12 de septiembre de 1983, en plena dictadura, obliga a los colegios chilenos a impartir dos horas semanales de religión.

La norma establece que el ramo de religión es obligatorio para los padres y apoderados, los cuales pueden excluir a sus hijos e hijas de recibir este adoctrinamiento religioso con una alternativa académica, que a la práctica nunca existe, según informó un comunicado publicado hoy por la Fundación Sociedad Atea.